BMW insiste en la apertura de una planta en México

Nell Walker
- Liderazgo - Jan 11, 2017

En contraste a la cancelación por parte de Ford, tras planes para consstruir una planta de manufactura en México, BMW insiste en continuar con su plan de expansión hacia el nuevo cluster en el Estado de San Luis Potosí. Recientemente Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, se ha expresado en contra de los productores de automóviles que manufacturan en México, concentrando su discurso contra General Motors. Ford anunció el abandono de sus planes al sur de la frontera para entonces invertir en Michigan.
   Christian Stadler, Profesor de Estrategia de Negocios en la Warwick Business School e investigador en la industria automotriz, ofreció su comentario al respecto:
   “BMW hace bien en continuar con sus planes respecto a México y hay cuatro buenas razones de por qué lo hará. Primero, aunque Trump haya sonado muy agresivo en sus declaraciones, especialmente en Twitter, aún no sabemos si esto se convertirá o no en una política. Si observas la decisión de Ford, la cual realmente se alineaba con una agenda más amplia, era más eficiente extender la producción en los EE.UU. Además, una vez que Trump observe detalles de la industria automotriz, se dará cuenta que el 40 por ciento de los componentes de los vehículos manufacturados en México provienen de los EE.UU., así que imponer tarifas en vehículos importados también lastimará a la economía estadounidense.
   “En tercer lugar, si Trump en efecto se vuelve agresivo en el comercio, tendrá que esperar una reacción. Por ejemplo, BMW manufactura sus (vehículos utilitarios / deportivos) SUVs en los EE.UU., y su mayor mercado para estos vehículos es China, que podría contrarrestar cualquier tarifa en sus exportaciones con tarifas propias. Finalmente, en cuestión económica, México simplemente es demasiado bueno como para desperdiciar respecto a la manufactura automotriz. Tiene tratados de libre comercio con 40 países; así que si hay una baja en los EE.UU., existen más que suficientes mercados para que las compañías automotrices dispongan que su producción se lleve a cabo en México.
   “El pago promedio a un trabajador en México es de US$8 por hora, mientras que en los EE.UU. son US$60, por lo que los costos de producción son mucho más económicos y los fabricantes lo pensarían dos veces antes de sacar su producción de México aún si Trump entra en acción.
   “Puede que las declaraciones de Trump lleguen a ser encabezados en los medios, pero no necesariamente se convertirían en políticas que funcionen”.

Sigue a nuestra compañera @NellWalker, editora de Business Review USA & Canadá

Síguenos en  

La nueva edición de Business Review América Latina está en línea

Like what you see! Signup for our weekly newsletter

Comments(0)